Vuelvo renovada: Mascarilla de oro 24K

 ¡Vuelvo renovada gracias a la mascarilla de oro 24K de “Sofía Bertrand“!

Me despedí de todas vosotras con un look en blanco y negro y os prometí que volvería de la misma forma, pero tenía la necesidad de empezar esta nueva temporada renovada por fuera y nada mejor que cuidando mi piel con la mascarilla de oro de 24K de Sofía Betrand (aquí).

Para ello me he decidido por la última novedad en cosmética. Esta maravillosa mascarilla de oro de 24K (aquí) es un verdadero lujo para nuestra piel. ¿Sabéis que uno de los secretos de belleza de Cleopatra era dormir con una mascarilla facial de oro? Un tratamiento reafirmante de la piel con efecto rejuvenecedor capaz de combatir las arrugas, manchas cutáneas, líneas de expresión y signos de paso del tiempo como la flacidez y pérdida de luminosidad.

El oro tiene alto contenido en antioxidantes, es antialérgico y aporta energía a nuestras células.

Gracias a su efecto reparador, energizante y antifatiga, y a sus propiedades antiinflamatorias estimula la circulación sanguínea eliminando los signos de cansancio.

Se puede aplicar en cabina o en casa. Yo he optado por la segunda opción, ya que el cofre que contiene las láminas de oro y el elixir correspondiente, es para cuatro sesiones. Teniendo en cuenta que los efectos duran alrededor de un mes y medio, tenemos tratamiento para más de medio año. ¿No os parece fantástico?

El modo de aplicación es muy sencillo, ya hace días que me estaba aplicando el elixir cada noche, así que mi piel estaba más que preparada, pero vamos al paso a paso:

-Después de limpiar bien nuestra piel, aplicamos el elixir (existen dos tipos diferentes, según nuestra piel). Con ello conseguimos que la lámina de oro quede bien adherida.

-La lámina de oro la aplicaremos con mucho cuidado. Utilizaremos 3 láminas para cada tratamiento, 2 de ellas en pómulos y la otra cortada por la mitad para frente y barbilla (es importante cortar la lámina sin retirarla del papel de protección). Esta mascarilla por su singularidad se aplica directamente dejándola depositada en la zona a tratar, no la tocamos con los dedos, simplemente la depositaremos en la zona ayudándonos con el papel que la acompaña dejándola actuar durante 15′. Esta mascarilla tan singular no se retira, sino que la emulsionamos con nuestro tónico habitual y la masajeamos hasta su total absorción.

*La mascarilla de oro 24K (Sublime 24K Gold Coffre) también sirve para cuidar la delicada piel del cuello y del escote.

Mercè

Mercè, Coach de imagen personal

Sentirse única es sentirse especial...¿hablamos? Contacta aquí

Comentarios (8)

  1. Karime Farcug 2 de septiembre de 2019
    • Merce Taus 8 de septiembre de 2019
  2. Ideasandcreams 2 de septiembre de 2019
    • Merce Taus 8 de septiembre de 2019
  3. Susana 2 de septiembre de 2019
    • Merce Taus 8 de septiembre de 2019
  4. Esther Masset 3 de septiembre de 2019

Deja tu comentario