Botox: ¿milagro o realidad?

El botox: ¿milagro o realidad?.

Me gustaría explicaros mi experiencia con el botox (toxina butolínica), pero antes haré un pequeño repaso sobre: ¿que es el botox?.

La “Toxina Butolínica” es el tratamiento ideal para despedirse de las arrugas de la frente, el entrecejo y las odiosas patas de gallo. Una técnica que no es quirúrgica, muy eficaz, con una duración de 30′, a los cuatro días pueden verse los resultados, la recuperación es inmediata y su efecto dura unos seis meses aproximadamente y lo más importante, es totalmente indoloro.

La toxina butolínica conocida como botox, es una proteína que hace más de 30 años que se utiliza en diferentes ámbitos de la Medicina, por lo tanto no es un milagro. En el campo de la Medicina Estética, se infiltra mediante una aguja muy fina, para conseguir relajar la musculatura de la zona a tratar, sin que ello suponga, el riesgo de pasar por un quirófano para realizarse una intervención quirúrgica como requieren otros tratamientos como el lifting.

El rejuvenecimiento facial con una infiltración de botox es evidente, la atenuación de las arrugas consigue poder lucir buena cara y un aspecto más relajado. El efecto como os comentaba anteriormente se observa a los 3 o 4 días de su aplicación.

Una de las principales dudas que nos asaltan cuando nos decidimos por este tipo de tratamiento, es pensar que nos puede quedar un rostro inexpresivo. Es importante que lo realicen Médicos Especialistas para evitar un uso excesivo de esta toxina. No está recomendada su aplicación en la zona inferior del rostro. Aunque sí se obtienen muy buenos resultados en problemas de sudoración.

¡Como siempre, confío en el Equipo Médico de Clínica Opción Médica y me gusta dejarme asesosar por ellos!

En mi caso es una realidad, me he decidido por el botox porque sentía la necesidad vital de verme bien. Ya sabéis que pasé por una grave enfermedad que dejó huellas en mi rostro, me lo veía sin vida. Gracias al Dr. Aragón de Clínica Opción Médica vuelvo a verme un rostro luminoso y con vida. He de decir que tenía unas pequeñas verrugas, que también me he extirpado.

Os aseguro que no puedo estar más feliz y satisfecha con el resultado.

Mercè

 

 

 

Mercè, Coach de imagen personal

Sentirse única es sentirse especial...¿hablamos? Contacta aquí

Comentarios (10)

  1. Esther Masset 19 de diciembre de 2018
    • Merce Taus 5 de enero de 2019
  2. Susana Whynotshopper 20 de diciembre de 2018
    • Merce Taus 5 de enero de 2019
  3. Ideasandcreams 21 de diciembre de 2018
    • Merce Taus 5 de enero de 2019
  4. Maria Jose 22 de diciembre de 2018
    • Merce Taus 5 de enero de 2019
  5. Carmen Mª Sanchez Mullor 24 de diciembre de 2018
    • Merce Taus 5 de enero de 2019

Deja tu comentario